En la oficina

Me parece que los días de hacerse el vivo en la oficina terminaron. Llegar tarde, faltar sin aviso, será esta vez penado como corresponde. Es que en la empresa pusieron en marcha un control de presencia el que permite registrem la asistencia de los empleados.

Recuerdo ahora con nostalgia los dias en que la empresa parecía un colegio secundario, todos los empleados comportandose como adolescentes en su peor momento, llegando a cualquier hora, cubriendose las faltas entre sí, en una especie de comportamiento irresponsable y desinteresado.

Ahora nos pusieron a cada uno unas terminales de produccion con las cuales chequean en qué estamos trabajando a cada momento, se acabaron los momentos de improductividad para la empresa, empezaron los días de trabajo, trabajo de verdad como Dios manda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: